Qué es Madrid Central y qué debes saber sobre esta área

Qué es Madrid Central y qué debes saber sobre esta área

La restricción del acceso a vehículos a ciertas zonas en las ciudades es una medida relacionada con los planes para mejorar la calidad del aire y combatir el Cambio Climático. Así, desde el 30 de noviembre de 2018 se fija el área de Madrid Central como zona de bajas emisiones. El objetivo de esta APR (Área de Prioridad Residencial) es reducir en gran medida el tráfico de vehículos en el distrito Centro y favorecer el transporte público y el uso de medios alternativos, como la bicicleta. Pero ¿cómo puede acceder entonces al centro de la capital una persona no residente, sin ser multada? Sigue leyendo y conoce toda la información en detalle.

¿Qué coches pueden acceder a Madrid Central?

Además de los residentes, pueden circular los servicios de seguridad y emergencias, las personas con movilidad reducida y los vehículos con distintivos ambientales más favorables.

La medida cuenta con ciertos horarios, moratorias y excepciones para facilitar la movilidad en algunos casos. No obstante, los criterios generales son:

 

  • Pueden circular y aparcar los residentes, es decir, las personas empadronadas. Adicionalmente, los residentes pueden tramitar online una serie de autorizaciones especiales (un máximo de 20 invitaciones al mes) a “vehículos invitados” para que puedan acceder a Madrid Central. En este caso, existe un límite de tiempo de 2 horas en el SER y es necesario contar con etiqueta ambiental. 
  • Se permite el acceso de autobuses, taxis y vehículos VTC. Estos últimos, deben tramitar un permiso si el coche tiene etiqueta ambiental B o C.
  • Los servicios públicos esenciales y de emergencias también tienen garantizado el acceso: Agentes de Movilidad, grúas, ambulancias, bomberos, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, etc. 
  • Con algunas restricciones, ciertos vehículos comerciales pueden circular sin problemas. Este apartado comprende la distribución de mercancías, junto a servicios especiales como los funerarios o aquellos vehículos adaptados para retransmitir radio o televisión.

En función del distintivo ambiental, los vehículos que pueden circular son:

Coches y Motos residentes

(hasta 2025)

Coches no residentes

(si a parkings/garajes)

(si a parkings/garajes)

Motos no residentes

(de 7 a 22h)

(de 7 a 22h)

Coches y Motos invitados

(hasta 2025)

Carga y descarga

(de 7 a 22h)

¿Cómo pueden aparcar en Madrid Central el resto de los vehículos?

Para no recibir una multa, la única condición al entrar en Madrid Central es dirigirse a un parking público o garaje privado. Aquí puedes reservar parking con ParkingLibre.

En este sentido, resulta muy útil contar con una app para reservar parking en el centro de Madrid como ParkingLibre. Nuestros parkings se encargan de gestionar la autorización de la matrícula que ha accedido para que no reciba ninguna sanción por entrar a Madrid Central. La norma recoge que los coches que se dirijan a aparcamientos de uso público y garajes privados no serán multados, por lo que es necesario que las matrículas leídas por el sistema de control se encuentren en la base de datos de vehículos autorizados.

botón para descargar app ParkingLibre en Google Play
botón para descargar app ParkingLibre en App Store
Madrid Central en la app ParkingLibre

¿Qué zonas pertenecen al Área de Prioridad Residencial?

El perímetro de Madrid Central está delimitado por ciertas rondas y bulevares del centro que sí permiten circulación. Las Áreas de Prioridad Residencial comprenden las zonas de Letras, Cortes, Embajadores y Ópera, junto a otras zonas del centro añadidas.

Al Norte, el límite se sitúa en la calle Alberto Aguilera, siguiendo el perímetro por calle Génova y Paseo de la Castellana y Paseo del Prado en el Este.  En el Sur, la Ronda de Valencia y la Ronda de Toledo establecen el límite, subiendo por calle de Bailén en el Oeste hasta Plaza de España y calle princesa. El plano en detalle se puede consultar en la web del Ayuntamiento de Madrid. Asimismo, el consistorio facilita una completa sección de Preguntas Frecuentes sobre Madrid Central que puede ser de gran utilidad.

Covid19 movilidad en Madrid

Covid19 movilidad en Madrid

Mucho se está hablando en estos días del fin del confinamiento en Madrid y cuáles serán los diferentes escenarios de vuelta a la normalidad cuando tengamos “controlado” al covid19, especialmente en temas como nuestra movilidad.

En lo que a la movilidad se refiere (movilidad, no vehículos eléctricos)…

Madrid era un ejemplo de ciudad abierta a probar diferentes medidas para mejorar sus índices a lo largo de estos últimos años. Prueba de ello eran las diferentes alternativas de vehículo compartido que se estaban implantando, tanto públicas como privadas. También el constante esfuerzo por la promoción de los parkings disuasorios para que la entrada final en Madrid se realice en transporte público. No quisiera olvidarme del transporte de pasajeros con conductor tipo taxi o vtc (cabify, uber…).

Otra iniciativa ha pasado desapercibida es la limitación horaria en la zona verde y la zona azul de SER (servicio de estacionamiento regulado) de Madrid. Esta regulación limita el tiempo máximo que un usuario puede comprar en el parquímetro de la zona. Las diferentes apps para el pago del estacionamiento como ParkingLibre tienen el mismo comportamiento. Estas aplicaciones están totalmente integradas con la plataforma integral del SER de Madrid.

Podría enumerar decenas de iniciativas publico/privadas que Madrid estaba acometiendo y que el coronavirus me temo que también ha contagiado.

Cuatro Torres Business Area de Madrid de noche
botón para descargar app ParkingLibre en Google Play
botón para descargar app ParkingLibre en App Store

El desescalado de las medidas…

Es muy posible que en este tiempo que estamos viviendo estemos obligados a dar prioridad a la salud individual frente a la colectiva (habló de la contaminación que por desgracia también acompaña a Madrid).

Recientemente hemos escuchado como las autoridades recomiendan el uso del vehículo privado frente al transporte público como inicio de la vuelta a la normalidad y es algo que parece tener todo el sentido del mundo pero… ¿cuánto durará? ¿dará al traste con el camino que llevábamos avanzado?

Obviamente pasará mucho tiempo para que volvamos a sentirnos seguros montándonos en un coche compartido, todos nos preguntaremos “¿quien se habrá montado antes?”… volantes, cascos, manillares, son cosas que seguramente nos volverá a costar tocar con la misma generosidad con la que lo hacíamos antes.

Todos hemos vivido esa línea de metro por la mañana en donde vas a menos de 20 centímetros de cuatro o cinco cabezas mientras intentas leer algo en tu smartphone.

Tampoco creo que el vehículo privado nos haga sentir del todo seguros, no me imagino aparcando en un parking y tomando uno de esos ascensores llenos de pintadas del centro de la capital. O aparcando en la calle y acercándonos al parquímetro más cercano a pulsar unos botones que han tocado decenas de personas antes…

Quizás en la cultura occidental hemos sido demasiado generosos o descuidados con nuestra salud individual. O quizás solamente es nuestro carácter como latinos que somos en donde el contacto es menos tabú que en otras culturas.

El futuro tras el covid19

Estamos viviendo un momento único. Un «apagar y volver a encender” de nuestra sociedad en donde deberíamos aprender de lo vivido y reiniciarnos para no cometer los errores del pasado.

Para ello cada uno de nosotros deberemos poner de nuestra parte. Nuestros dirigentes políticos deben de estar a la altura de las circunstancias para liderarnos. Y no únicamente con esos mensajes de «no estamos solos”. Deben saber compartir y ponerse de acuerdo en lo mejor para todos.

Y por supuesto también las empresas, quienes en mi opinión siempre han tenido una de las llaves de la movilidad y no la habían usado realmente: el teletrabajo.

Este encierro debe servir para demostrar a todas esas empresas que hasta ahora aplicaban un método de trabajo tradicional que el teletrabajo es una herramienta real. Solamente hay que aprender a organizar determinados procesos internos. Así, miles de empleados no tendrían que desplazarse a sus centros de trabajo o por lo menos no al mismo tiempo. Esto sin duda mejoraría enormemente la movilidad.

Esperemos que también ganemos la batalla de la movilidad contra el covid19.